Después que conozcas la historia de este hombre, de que la verdadera vocación, entrega y compromiso, no se puede comprar ni con toda la fortuna del mundo. Te darás cuenta que la vida de un médico requiere de mucho estudio, trabajo y sacrificios personales.

Detrás de las imágenes captada por la cámara de seguridad del quirófano, se dio a conocer la historia.  Lee hasta el final y descubre por ti mismo…  QUIERES SABER MAS SIGUE LEYENDO… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

[showhide more_text=”Clic Aquí Para Seguir Leyendo” less_text=”Mostrar Menos…”]

 

Pocas cosas hay más satisfactorias que dedicarte a lo que más amas y hacerlo con pasión y entrega; y pocas cosas también más satisfactorias que salvar una vida.

Es por ello que la siguiente imagen nos deja un mensaje tan poderoso y especial.

La imagen muestra al médico cirujano Luo Heng, de China, durmiendo en en piso del hospital después de haber trabajado un turno de 28 horas seguidas y caer del agotamiento. Esto es lo que vive el personal médico de todo el mundo.

Luo es doctor en el Hospital Dingyuan, en la provincia china de Anhul y terminó exhausto luego de realizar dos cirugías esa noche y tres más en la mañana. Cuando su historia fue compartida miles de usuarios en las redes sociales aplaudieron su entrega y dedicación, pero se mostraron también preocupados por la salud del médico y de tantos otros que anteponen el bienestar de otros por el propio.

Después de colgarse la foto en la red ocurrió lo impensable. Muchos usuarios se empezaron a quejar de como se podía dormir en el trabajo y otros de cómo era posible tal situación; que era mucho riesgo que un doctor hiciera una cirugía si no no estaba en sus mejores condiciones. No sólo eso, hubo incluso quien tachó al doctor de perezoso y de que por personas cómo él el sistema de salud y los hospitales eran tan precarios y de tan baja calidad.

La realidad es que no se trata sólo de aplaudir la entrega de este médico, sino llamar la atención sobre cómo tantos otros doctores trabajan turnos mucho más largos y cansados de lo recomendado para tener cuerpo y mente en un estado óptimo de trabajo y concentración.

Esto llegaría a poner, ya no sólo su propia salud en riesgo, sino también la de aquellos pacientes a quienes atienden. Porque si ya es difícil y requiere una concentración perfecta el realizar una operación a corazón abierto estando en un estado perfecto, mucho más difícil lo será para alguien que no ha dormido ni descansado en más de 25 horas.

Gracias Por Visitarnos 🙂 Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo

[/showhide]