Después que conozcas la historia de este hombre, te darás cuenta que en medio de las dificultades siempre podemos hacer lo que él hace para salir adelante.  Hay personas en este mundo que nos dan esperanza y nos hacen creer en la humanidad.  La historia que verás a continuación trata…

Crees que vivan personas que tengan un corazón tan grande que parece imposible que existan? Él ha emprendido una misión especial en la vida: cuidar a niños con… Quieres saber más?  Lee la historia que a continuación te compartimos. QUIERES SABER MAS SIGUE LEYENDO… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

[showhide more_text=”Clic Aquí Para Seguir Leyendo” less_text=”Mostrar Menos…”]

En este mundo hay de todo… por fortuna, personas que albergan en su corazón mucha maldad y otras que nos regresan la fe en la humanidad. Esas personas que podemos denominar como ¨rayitos de luz¨ porque entre tanta oscuridad ellas nos abren el camino y nos regresan la esperanza pérdida.

Mohamed Bzeek, es un rayito de luz con una fuerza impresionante, definitivamente lo que este hombre hace es digno de admirar.

Entre tantas cosas malas que vemos a diario a veces nos resulta un tanto extraño mirar demasiada nobleza en una sola persona pero de verdad es posible. Este hombre tiene claro cuál es su misión en la vida y desde que la descubrió ha hecho todo lo posible por cumplir con ella.

Mohamed se dedica desde un tiempo a la fecha a cuidar a niños que han sido abandonados por sus padres y que tienen una enfermedad terminal. Por lo general cuando alguien padece una enfermedad y está al borde de la muerte, pasan sus últimos días en un hospital o en el peor de los casos fallecen solos en la calle sin que nadie los note, pero este maravilloso hombre brinda a los pequeños que ya no tienen más vida, amor, felicidad, alegría y calor de hogar, les da toda la fortaleza para enfrentar los últimos días de sus vidas que siempre suelen ser muy difíciles y hacen que se vayan con otra percepción de la vida y una sonrisa en los labios.

Todo radica en que a la edad de 62 años Mohamed fue diagnosticado con cáncer y durante todo su tratamiento se vio obligado a recibirlo solo sin el apoyo y compañía de nadie y es que su esposa había fallecido y su hijo es discapacitado. Con gran melancolía recuerda los terribles momentos que tuvo que enfrentar, además de que no le quedó de otra más que ser su propia compañía y tener mucha fortaleza para salir adelante pues su principal motor era su hijo y por él debía aferrarse a la vida. Así que él mejor que nadie sabe por lo que los niños abandonados y desamparados tienen que pasar y entonces encaminó su misión en la vida a hacer como una especie de ¨ángel guardián¨ para ellos.

¨Qué triste que vivamos en un mundo en donde los niños enfermos sean rechazados, en donde no se les dé una oportunidad de tener un hogar, recibir amor y el calor de una familia. Yo no requiero los halagos de nadie, yo simplemente se lo que es pasar por un momento duro y no tener la compañía o el apoyo de alguien, no poder desahogarte, no sentir que a alguien le importas, todo lo que a mí me hizo falta yo quiero dárselos a ellos, no me importa su condición porque por igual merecen recibir amor, sentir que a alguien les importan, al menos a mí me importan¨, expresa Mohamed.

¨Mientras a mí me quede vida y salud, yo seguiré para ellos¨, concluye el buen hombre.

Mohamed es la esperanza de muchos niños, ojalá la vida le preste muchos años más llenos de salud y ojalá más personas se inspiren y lo vean como ejemplo porque en definitiva necesitamos más corazones como el que él tiene. Los niños ven en él una figura paterna y aunque no los conozca o padezcan diversas condiciones, él los acepta tal cual, los hace sentir importantes, les da amor, los cuidados necesarios y está con ellos sus últimos días. Este hombre se merece todo el respeto del mundo.

Gracias Por Visitarnos Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo

[/showhide]