Como existe gente mala que abandona a sus perros y los echa al abandono, también existe gente buena que al ver a estos pequeños animales indefensos sufriendo y vagando por las calles se hacen cargo de hacer todo lo que resulta posible por prosperar el estilo de vida del animalito.

Esta historia debería ser tomada como ejemplo y uno no debería abandonar a estos animalitos que están siempre dispuestos a alegrarnos y traernos tanto amor a nuestra vida. Esperemos que sea muy feliz. Lee hasta el final y descubre por ti mismo… QUIERES SABER MAS SIGUE LEYENDO… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

[showhide more_text=”Clic Aquí Para Seguir Leyendo” less_text=”Mostrar Menos…”]

Advertencia: este artículo contiene imágenes que podrían perturbar a algunos lectores.

El pequeño Lhasa Apso vagaba por las calles de Leeds, Inglaterra, en un estado muy triste y lamentable. La pobre criatura se encontraba en tan malas condiciones que a veces no se distinguía si era un perro o no.

Era Evidente que este perro indefenso y abandonado que vagaba por las calles, sufría de dolores intensos. Su aspecto físico era terrible a tal punto que una de sus patas se quedó atrapada en su pelaje por estar muy enredado y su piel se le había empezado a caer en varios trozos mayormente alrededor de sus ojos.

El equipo del refugio que lo encontró le puso un nombre muy apropiado; Soldier (Soldado). Heidi Jenner, la inspectora jefe de la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (RSPCA, por sus siglas en inglés)) declaró que, sin lugar a dudas, este era el peor caso de pelo enredado que había visto jamás. Al principio, cuando ves las fotos del pequeño Soldier ni siguiera puedes asegurar que se trata de perro, muchos menos a qué raza pertenece.

Soldier estaba sufriendo demasiado, tuve que ser anestesiado antes de que el equipo de veterinarios le afeitara el pelaje. Después lo tuvieron tres días bajo una minuciosa observación.

Su estado tan lamentable nos indica que este perro no recibió cuidados de ningún tipo durante meses, agregó Heidi.

Después de retirarle todo el pelo, por fin, Soldier encontró una familia adoptiva.

Es difícil creer que un dueño haya sido tan negligente con este perro y que, sin tocarse el corazón, lo haya abandonado a su suerte durante tanto tiempo. Al final, fue su propio pelaje el que le causó tanto dolor a Soldier. Estos actos tan inhumanos deberían ser severamente castigados. Dejar a una pequeña y desvalida mascota, que no cuenta con los instintos necesarios para sobrevivir sola en la calle, es un juego muy sucio.. Los cuidadores de Soldier no estaban seguros de que se recuperaría, pero cuando empezó a comer de nuevo, recobraron las esperanzas de que sacara al guerrero de llevaba dentro. ¡Ojalá que sigas siento tan valiente, pequeño Soldier!

 

Gracias Por Visitarnos Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo

[/showhide]