Es impresionante ver a lo que las personas pueden llegar solo por no poder manejar algunas situaciones que son ciertamente difíciles de controlar, poniendo su vida en riesgo tan un trauma muy fuerte. Tal y como le ocurrió a esta mujer que esta viva de milagro y recibiendo terapia psicológica.

Después de ver esta historia, quedaras muy impactado, y comprenderás los efectos devastadores que puede tener para una persona no saber manejar situaciones difíciles como las que ella paso. Lee su historia y compártela. QUIERES SABER MAS SIGUE LEYENDO… Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

[showhide more_text=”Clic Aquí Para Seguir Leyendo” less_text=”Mostrar Menos…”]

La mayoría de las personas tenemos una manía que muchas veces se nos hace difícil de controlar.

Puede ser por muchas razones: el estrés, tristezas, ansiedades; por ejemplo que “nos hacen sentir mejor”. Pero que ocurre cuando esto excede un límite dentro de lo sano y lo sobrepasamos.

Esto fue lo que sucedió con una mujer estadounidense de 38 años, que por causa de su peculiar mal hábito… ¡no creerás lo que le sacaron de la panza!

El problema principal de esta mujer es que sufría una intensa depresión debido a que su esposo la engañó y se fue con otra; nunca tuvo hijos y la soledad era inevitable.

Para ella lo único que calmaba su ansiedad era “jalarse el pelo y morderlo”, lo que provocaba que se comiera gran cantidad de cabellos. Aparentemente lo hacía inconscientemente.

Fue pasando el tiempo y empezó a sentir malestares e intensos dolores en el estómago, y durante ocho meses no pudo comer bien porque vomitaba todo; aunque perdió aproximadamente 10 kilos, sufría inflamación constante.

Propio de los malestares, al principio pensó que estaba embarazada, y se quedó con esa idea sin haberlo consultado con un ginecólogo. Hasta que un día ya no pudo soportar más los dolores abdominales y fue directo al hospital.

¡Su abdomen estaba tan hinchado que parecía que iba a reventar!

Al llegar al hospital; los médicos la internaron inmediatamente y le realizaron una cirugía de emergencia; la sorpresa que se llevaron fue escalofriante cuando vieron lo que había en su estómago…

Increíble pero cierto; los doctores le extirparon una enorme bola de pelo, de casi 15 centímetros de diámetro, y una especie de “cola” que pasaba a través de los intestinos.

El panorama era horrible, y el olor que despedía tan putrefacto, que tuvieron que desalojar el hospital de inmediato.

Esta condición se llama tricofagia pero es mejor conocida como “síndrome de Rapunzel”.

Luego de la operación (Una semana) fue dada de alta.

Se encontraba físicamente más estable, sin embargo el trauma que pasó después del abandono de su pareja preocupó mucho a los doctores, quienes le recomendaron terapia psicológica.

Ellos tenian miedo de que volviera a hacer lo mismo, y esta vez fuera mas grave, por la reciente operación.

¡Mucha fuerza para esta mujer!

Gracias Por Visitarnos 🙂 Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo

[/showhide]